defensa

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, insinuó hoy que la creciente influencia de China y Rusia en Suramérica puede suponer una amenaza para la soberanía de los países de la región, pero rechazó que la relación de otros Estados con Pekín y Moscú suponga un ataque a Washington.

 

"No veo lo que otros países están haciendo con otras naciones como algún tipo de ataque en nuestra contra. Esas son decisiones soberanas tomadas por Estados soberanos", dijo Mattis al ser preguntado por el asunto por un grupo de periodistas que le acompañaba en el avión oficial en el que viajaba rumbo a Brasil.

 

El principal responsable de la cartera de Defensa dijo que la influencia en la región de estos dos países, a los que la Administración del presidente Donald Trump considera adversarios, solo resultara preocupante si los Gobiernos locales comienzan a perder "cierto grado de soberanía".

 

"Existe más de una manera de perder soberanía en este mundo... puede deberse a países que llegan con regalos o préstamos", dijo Mattis en clara referencia al gigante asiático, que en los últimos años ha multiplicado su inversión en Latinoamérica.

 

En todo caso, el funcionario estadounidense sostuvo que, basándose en conversaciones que ha mantenido con sus homólogos en la región, por el momento la influencia rusa o china "ha tenido un impacto cero" a nivel estratégico.

 

El principal responsable de la cartera de Defensa estadounidense inició este domingo su primera gira oficial por Suramérica que le llevará a visitar, entre los días 12 y 17 de agosto, Brasil, Argentina, Chile y Colombia.

 

El secretario recalcó que el principal objetivo de este viaje es fortalecer las relaciones de su país con sus socios en el hemisferio occidental lo que, según explicó, "en el terreno militar significa: alianzas".

 

Mattis recalcó la buena relación que existe con la gran mayoría de los países suramericanos, gracias a que "prácticamente todos ellos", apuntó, "respetan los derechos humanos, las leyes y las relaciones pacíficas entre vecinos".

 

"Pero no todos lo hacen y, por eso, una de las razones de este viaje es asegurarnos de que aquellos que son democráticos, que creen en esos valores fundamentales, son conscientes de que cuentan con un socio en el plano militar", apuntó Mattis.

 

"Queremos países libres, independientes y democráticos en nuestro hemisferio. Todas las naciones merecen tener su propia capacidad de decisión", concluyó.

 

Fuente: Periódico de México

Facebook