EPN no deja

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, admitió que pese a los intensos esfuerzos realizados por las autoridades, los problemas de seguridad en el país continúan siendo “enormes”.

 

De acuerdo con reportes del diario Reforma, durante su comparecencia ante el pleno del Senado, Navarrete señaló que los niveles de violencia en algunas regiones exigen acciones concretas para devolver los niveles necesarios de seguridad.

 

En la comparecencia, legisladores de oposición cuestionaron al secretario sobre las acciones emprendidas en materia de seguridad.

El senador Emilio Álvarez Icaza señaló que el sexenio que finaliza se caracterizó por el mal uso de los recursos, especialmente en la prevención de la violencia o el programa de atención a víctimas, y subrayó que la administración que termina deja una “evidente crisis en materia de derechos humanos e insensibilidad hacia la población”.

 

Por su parte, la senadora por el Partido del Trabajo, Índira Kempis Martínez, expuso que los modelos para combatir la inseguridad y la justicia en México “están deteriorados”, y que no se han emprendido esfuerzos para atender y resolver la violencia contra migrantes.

 

La senadora Nadia Navarro Acevedo, del Partido Acción Nacional, cuestionó al secretario sobre las acciones que se han emprendido en materia de protección a periodistas, víctimas del escenario de violencia que se vive en el país.

 

“El gobierno de Peña no deja crisis”

Ante el Pleno del Senado, Navarrete aseveró que el gobierno del presidente Enrique Peña “no deja crisis, ni política, ni económica, ni social”, y que, por el contrario, “ha cumplido prácticamente con los compromisos que hizo a los mexicanos y con las metas establecidas en el Plan Nacional de Desarrollo”.

 

El encargado de la política interna del país agregó que a poco tiempo de que concluya la presente administración, “tenemos un país con gobernabilidad democrática, con instituciones fuertes, con una imagen internacional sólida, con fianzas sanas y una economía estable”.

 

“Este gobierno ha privilegiado ante todo la política, el diálogo y la construcción de acuerdos como la vía para la transformación del país”, aseguró.

 

Entre las acciones que destacó el secretario están el fortalecimiento de las unidades estatales de combate al secuestro y la reducción de este delito, así como la puesta en marcha del número de emergencias 911 y la inversión de 8 mil 500 millones de pesos a 121 polígonos de atención prioritaria del Programa Nacional de Prevención del Delito.

 

Navarrete Prida reconoció que los niveles alcanzados en algunas zonas del país exigen reforzar acciones concretas para devolver niveles necesarios para la seguridad de las familias de nuestro país.

 

REDACCIÓN/VISIÓN CIUDADANA.

Facebook