flores magon

La integración de jóvenes con discapacidad visual o ceguera total es un compromiso que preparatorias como la Hermanos Flores Magón de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) ha asumido con toda la responsabilidad, por lo que, en este ciclo escolar, cuenta con 11 jóvenes matriculados que presentan dicha condición, los cuales con apoyos especiales se desarrollan en el proceso de enseñanza aprendizaje como cualquiera de sus otros compañeros de aula.

 

Baltazar Pérez Cervantes, director de la unidad académica destacó que, bajo la orientación del rector de la UAS, doctor Juan Eulogio Guerra Liera la inclusión se ha venido trabajando de manera decidida, en donde no solo ha sido sensibilizar a los docentes y alumnos en general sobre esta importante acción, sino también se han tenido que hacer adaptaciones de materiales escolares y/o otros insumos que ayuden a facilitar el aprendizaje y comprensión de conocimientos de este sector de la población.

 

Acompañado por Elba Sayoko Kitaoka Lizárraga, responsable del programa de Atención a la Diversidad en la Universidad Autónoma de Sinaloa (ADIUAS), el académico enfatizó que la inclusión de las personas con discapacidad en la educación regular tiene especial relevancia, por ello en esta preparatoria se ha dado apertura, en los diferentes grados, a jóvenes que presentan no solo ceguera, sino también autismo, síndrome de asperger, discapacidad motriz, síndrome de Poland, esquizofrenia, entre otros.

 

Por su parte la responsable de ADIUAS reconoció que aun se requiere en nuestra sociedad mayor apertura a estilos de vida diferentes, así como el respeto a la diversidad, por lo que instituciones como la Autónoma de Sinaloa trabaja firme en el fomento de los valores universales en la idea de que se logre una real inclusión de todos aquellos que presentan necesidades educativas especiales.

 

Así mismo la joven estudiante del primer grado, María de Jesús Ibarra Hernández, quien presenta ceguera total, describió que el estar cursando su preparatoria en la Universidad Autónoma de Sinaloa la ha hecho sentirse segura, feliz y plena, ya que en el aula es aceptada y sobre todo cuenta con el apoyo de maestros sensibles que contribuyen en su aprendizaje.

 

Reconoció que espera mucho de su Máxima Casa de Estudios, en donde sus compañeros de clase la apoyan para ser una mejor persona, pero sobre todo espera obtener conocimientos firmes que le ayuden a forjar un mejor futuro como profesionista.

 

REDACCIÓN/VISIÓN CIUDADANA.

 
Facebook