COLUMNA PALCO PREMIER DEPORTES JORGE LUIS TELLESok

  • A nada de la triple corona en la Internacional AAA
  • Incomprensible su no llamado al equipo grande
  • Comienza a llegar la legión extranjera guinda
  • Yanquis, el favorito de México, en juego comodín

Dentro de lo malo que representa para su carrera como beisbolista el que no lo hayan ascendido al equipo grande de los Filis de Filadelfia, lo bueno es que Joey Meneses ya está en la ciudad al lado de su familia; que ya entrena con Tomateros de Culiacán y que estará listo para ver acción con los actuales campeones de la Liga Mexicana del Pacífico, el mismísimo 12 de octubre, cuando reciban aquí a los Mayos de Navojoa.

La verdad es que resulta un mucho incomprensible que los Filis no hayan llamado a Meneses, luego de su soberbia actuación en su sucursal (Iron Pigs de Lehigh Valley) de la Liga Internacional de clase triple “A”.

Lea esto:

Joey fue nominado como el Jugador Más Valioso de la Liga y Novato del Año y se quedó a nada de ganar la triple corona de bateo: primero en cuadrangulares, con 23; primero en carreras producidas, con 82 y segundo en ofensiva individual con .311, solo superado por Rousney Castillo. Es cuando uno se pregunta: ¿Qué piden entonces los Filis a sus peloteros en sucursales para treparlos al equipo mayor.

Incursionar en Grandes Ligas es, sin duda, el anhelo de Meneses – como el de todo pelotero -; pero ya será el año venidero, si no es que en abril debuta, en calidad de novato, con el conjunto de Filadelfia. Por lo pronto está aquí y esta es una extraordinaria noticia para el plantel y la fanaticada de Tomateros de Culiacán.

Aunque de hecho fue hasta la última campaña cuando Fabián comenzó a conectar jonrones a diestra y siniestra, ya tiene dos temporadas como el cuarto bat del escuadrón guinda y esta será la tercera en forma consecutiva, si el manager Lorenzo Bundy no dispone otra cosa.

Ayer ya tuvo su primera práctica en el campamento guinda y con su clásica humildad simplemente declaró: “vengo a dar lo mejor de mí para lograr otro campeonato”.

Buenas noticias pues.

=0=

Y bueno.

En la misma medida en la que finiquitan sus compromisos con sus correspondientes clubes en el verano, se reportan a Tomateros los elementos que buscan un sitio en el roster de 30, con el cual los guindas – como los siete restantes – abrirán campaña el 12 de octubre venidero.

Los últimos en agrandar el campamento guinda: Juan Ramón Noriega y Antonio Lamas.

Noriega, bautizado como “Juan Sin Miedo” por Héctor Ley López (presidente ejecutivo de la organización) es pitcher de relevo, que lo mismo se utiliza como preparador que como cerrador. Habitualmente es un papel asignado para lanzadores extranjeros; pero Juan Ramón lo hace muy bien. Lo ha demostrado desde que está con Tomateros, cuando sus servicios han sido requeridos.

Antonio Lamas es un jugador versátil que lo mismo puede trabajar en el cuadro que en los jardines. Además le da bien a la pelota; pero todavía no han llegado los tiempos de su consagración en la Mexicana del Pacífico.

Podría ser esta temporada.

Ojalá.

Y en el campamento guinda también se espera, para hoy miércoles, al primero de doce peloteros extranjeros contratados por el club: el pitcher Logan Cozart.

De acuerdo a los reportes de la misma organización, Cozart viene en una forma física apropiada y en los próximos días alcanzará la condición adecuada para causar alta y ver acción desde el primer día de temporada.

En el curso de la semana llegará un grupo nutrido y se espera que la gran mayoría de ellos estén con el plantel el 12 de los corrientes.

Hay esto:

La contratación de 12 obedece a la necesidad de contar con buen material, de primera manera, para hacerle frente a las ausencias de quienes hoy día participan en la serie final de la Liga Mexicana de Verano; pero solo causarán alta, para el arranque de temporada, quienes estén listos para ver acción desde el primer día.

Y es que existe aquí mucho talento nacional, que exige a gritos una verdadera oportunidad de probarse en el fuerte circuito invernal.

Si. Es un problema en efecto.

De esos problemas, afortunadamente, que todo manager de beisbol quisiera tener, como dicen los clásicos y replican los contemporáneos.

¿No?

=0=

Mientras.

De local, Yanquis de Nueva York se juega, a un solo partido, toda la temporada de la Liga Americana, allá en el mejor beisbol del mundo.

En efecto, los llamados Mulos de Manhattan reciben esta tarde-noche (en Yanqui Stadium) a los Atléticos de Oakland, en el juego entre comodines del joven circuito. Ventaja relativa para Yanquis el factor localía; pero no determinante, en modo alguno.

El ganador viajará a Milwaukee para iniciar, mañana jueves, la serie divisional de AL. En el otro choque, Astros de Houston recibirá, el viernes, a Indios de Cleveland.

Por lo que hace a la Nacional, anoche se llevó a cabo el choque de comodines, entre Cachorros de Chicago y Rockies de Colorado. El ganador (lo ignoramos en este momento) se enfrentará, el próximo viernes, a los Medias Rojos de Boston.

En tanto, aquí cerca (¿) en los Angeles, Dodgers será anfitrión de los Bravos de Atlanta, en serie de pronóstico reservado.

Series a cinco juegos. Los ganadores, por el título de sus respectivos circuitos.

Se aceptan apuestas.

= EL COLOFON =

Una pregunta, antes de irnos: ¿ya compró butaca para la nueva temporada de la Liga Mexicana del Pacífico?

Hágalo hoy. Todavía es tiempo.

Y hay facilidades de pago: hasta seis meses, sin aplicación de intereses, para todas las tarjetas participantes.

Hasta aquí.

Nos vamos ya con nuestros deseos de siempre: Dios los bendiga.

Facebook