Espectáculo beisbolero de primer nivel, el ofrecido por Mayos y Tomatero

COLUMNA PALCO PREMIER DEPORTES JORGE LUIS TELLESok

  • Tremendo juego de pelota, la noche del domingo
  • Soberbia labor de pitcheo de Dallas Miller
  • Primera serie de la campaña: Cañeros-Tomateros
  • Imponente ceremonia inaugural, la de casa.

En su segundo encuentro de la presente temporada, Tomateros de Culiacán y Mayos de Navojoa hicieron bueno aquello de que el juego de ayer no tiene por qué parecerse al de esta noche y tampoco al de mañana. El duelo del domingo próximo pasado, en el estadio “Manuel (Ciclón) Echeverría” de la principal ciudad del sur de Sonora resultó, en efecto, diametralmente diferente al de la noche del viernes, aquí en Culiacán.

Si: de ese 8-2 de la fecha inaugural, al 1-2 del domingo, existió una diferencia abismal.

Y es que mientras que aquí el partido se cargaba hacia un solo lado desde la misma segunda entrada (al de los Mayos), en Navojoa se vivió lo que llaman un verdadero juegazo en toda la extensión de la palabra, más allá del duelo de pitcheo entre los abridores Enrique Oquendo y el norteamericano Dallas Beeler, quien tuvo un gran debut con Tomateros. Es más: Beeler se sostuvo en la lomita durante seis entradas y un tercio, lapso en el que solo admitió un par de imparables. Inusual para un choque de arranque de temporada.

Beeler salió en la séptima entrada, tras regalar su primera base por bolas del juego y vino Logan Cozart a sacar el tercer out. El manager Lorenzo Bundy envió a Derrik Loop a lanzar el octavo inning – en un inesperado cambio de planes – y a Loop le empataron a 1, aunque hay que señalar que todo fue una conjugación de jugadas fortuitas. David Gofort sofocó el incendio del octavo capítulo y pareció que todo se venía abajo en el noveno al permitir que las bases se le llenaran de gente. Sin embargo ya había dos outs y apareció otro integrante de la legión

extranjera, Casey Coleman, quien le envió tres fogonazos a Cristian Zazueta, para el tercio final del encuentro y para rubricar la primera victoria guinda de la campaña.

En suma: un encuentro emotivo, poco común en balbuceos de temporada. Por momentos dio la impresión de que presenciábamos uno de aquellos siete de la serie final de enero próximo pasado, en cuyo desarrollo Mayos y Tomateros dieron todo por la causa. Mayos, especialmente, lució a la defensiva – con cuando menos tres lances espectaculares – y demostró, con sus pinceladas, que será uno de los equipos a vencer.

Por el lado de Tomateros, el puertoriqueño Henry Ramos, ratificó la fama de que viene precedido – un pelotero con toda la barba (además de su larga melena) – al disparar panorámico cuadrangular sobre la cerca del jardín derecho, a la altura del cuarto capítulo, luego de que Oquendo, el lanzador de Navojoa, lucia en gran plan en el centro del diamante.

Así las cosas, Tomateros de Culiacán y Mayos de Navojoa dividieron honores en sus dos desafíos inaugurales. Ayer se tuvo descanso general y esta noche iniciarán las primeras series de la temporada regular.

= TURNO PARA CAÑEROS, PRIMERA SERIE OFICIAL =

Y bien.

En lo que será su primera serie oficial de la campaña, los campeones Tomateros de Culiacán recibirán esta noche a los Cañeros de los Mochis. Los tres juegos se han programado para las 19. 30 horas.

Cañeros llegará motivado al estadio Tomateros, tras rescatar angustioso triunfo sobre Yaquis de Obregón la noche del domingo. Fue la primera victoria para Cañeros, luego de una espantosa cadena de derrotas, si contamos las 17 con las que cerró la temporada pasada y la que sufrió en el choque inaugural, en el estadio “Emilio Ibarra Almada”, todavía en proceso de remodelación.

Quizás digan muchos que no es válido eslabonar los 17 duelos perdidos al hilo en la pasada edición del circuito invernal; pero, bueno, esto es beisbol y el beisbol es un deporte de estadística.

Así de fácil.

Finalmente, Cañeros llegará a la casa de los Tomateros con saldo de una victoria y una derrota y esto, creo, es lo más importante de todo. El cuadro esmeralda estará motivado y en pie de guerra. Enfrentar a los guindas, además, siempre es un estímulo adicional.

En lo que hace al club local, la serie contra Cañeros de los Mochis se depositará en brazos de la planta de pitcheo nacional, luego de que en los dos primeros duelos, el trabajo fue para la llamada legión extranjera. Esta noche, por lo pronto, Bundy le entregará la pelota al zurdo local Hector Daniel Rodríguez, el mismo que tanto ha batallado para recuperar su salud.

La temporada pasada, Héctor Daniel pitcheó muy poco. De hecho no se le exigió gran cosa, al resentirse de viejas lesiones. Sin embargo, conforme al reporte del cuerpo médico, ya está bien y en forma, aunque lo más probable es que no transite más de cinco entradas.

Para mañana el turno será para Manny Barreda y el jueves para Romario Gil.

Manny Barreda, en efecto, está de regreso con Tomateros de Culiacán, en la mejor disposición de aportar todo para la causa. Hace dos temporadas, Manny lanzo para Cañeros de los Mochis, luego de un trueque entre peloteros. La organización lo rescató y es bueno su escenario. Habrá que verlo.

Y Romario Gil debuta con Culiacán, el equipo de sus amores, toda vez que él es nacido en esta ciudad. Romario fue parte de la rotación de abridores de los Pericos de Puebla en verano, bajo el mando, precisamente, de Lorenzo Bundy. Justo a su llegada a Culiacán Bundy dejó claro que Romario tenía todo para triunfar en el mejor beisbol de México y que estaría, desde el comienzo, en la línea de inicialistas.

Por lo demás, Bundy no planea, por ahora, mayores movimientos en la alineación:

Irving Wilson se mantendrá en la receptoría; Joey Meneses, en la primera almohada; Luis Alfonso “Cochito” Cruz, en la segunda; Ronnier Mustelier, en la tercera y Dylan Moore, en el campo corto. Raymund Fills en el jardín izquierdo; Rico Noel en el central y el boricua Henry Ramos en el derecho.

En síntesis, pinta para un buen agarrón.

Y lo será. La rivalidad entre guindas y esmeraldas es de las más viejas del circuito.

Por allá nos vemos.

Y solo para cerrar, el complemento, con las otras series: Naranjeros de Hermosillo en Guadalajara; Yaquis de Obregón en Mazatlán y Aguilas de Mexicali en Navojoa.

= IMPONENTE LA CEREMONIA INAUGURAL =

Por cierto.

No pocos aficionados se han puesto en contacto con el autor de Palco Premiere para exponer su beneplácito por la espectacular ceremonia inaugural del viernes próximo pasado, en el estadio Tomateros.

Y esto lleva, por supuesto, a una felicitación para la directiva del club, especialmente para la plana mayor: Hector, Marcos y Diego Ley López, además de Jaime Blancarte y Miguel Angel Ley Pineda. No fue gratuito, ni mucho menos casual. La organización de este acto viene de muchas semanas atrás.

Rubén Elías Gil Leyva, asiduo asistente al parque y seguidor de Tomateros hasta la muerte, fue más allá:

-Lo mejor que he visto en muchos años.

Y es que no solo fue, hay que puntualizarlo, la fastuosidad de la pirotecnia, sino también la selección de música y evaluaciones, además del consabido viaje al pasado, antes de dar paso al protocolo de rigor: presentación de equipos, lanzamiento de la primera bola y los puntos que usted ya conoce.

Y bueno pues nos sumamos a ese clamor: felicidades.

Una nueva temporada de la Liga Mexicana del Pacífico está en marcha y hay que tener presente que su epilogo nos llevará hasta Venezuela, a la Serie del Caribe 2019.

Hasta aquí por hoy.

Nos vamos ya, con nuestros deseos de siempre: que Dios los bendiga.

Facebook