seleccionador brasileño

El seleccionador brasileño Tite tuvo un ritual antes de cada juego, que es visitar la iglesia. El día antes de jugar contra México tampoco varió su rutina.

 

El lugar elegido fue la Iglesia del Sagrado Corazón de Samara, sede del encuentro entre México y Brasil de los octavos de final del Mundial. Lo sorprendente fue que allí se encontró con un mexicano, curiosamente el padre Sergio Abel Matas que lleva cuatro años en Rusia.

 

El sacerdote contó en MARCA Claro cómo fue ese encuentro con Tite: "Quiso tener un momento de paz y tranquilidad para orar, por fortuna para él fue un momento sin mucha afluencia, es una persona muy agradable y amable".

 

Por esta iglesia también pasó Memo Cantú, Secretario General de la Federación Mexicana de Futbol, y algún miembro de la directiva del Tri. Cualquier ayuda divina siempre puede venir bien para alcanzar el sueño de conquistar la Copa del Mundo.

 

REDACCIÓN/VISIÓN CIUDADANA.

Facebook