Deportes

El Real Madrid, seis finales y cuatro títulos de Supercopa

super copa

El Real Madrid disputará el miércoles su séptima Supercopa de Europa, de las que ya tiene cuatro en su palmarés, tres de ellas en los últimos cuatro años y las dos más recientes de forma consecutiva, a un paso ya del récord de cinco trofeos en la competición que mantienen el Milan y el Barcelona.

 

El equipo blanco aspira también ya a la quinta de su historia, en el duelo contra el Atlético de Madrid en Tallin, y subido en una racha que le hizo campeón de las dos ediciones anteriores: en 2016 en la prórroga contra el Sevilla (3-2), con un empate épico en el 93, y en 2017 con una victoria por 2-1 frente al Manchester United.

 

Hace dos años sufrió para conquistarla frente al bloque andaluz, con el que se adelantó por medio de Marco Asensio, en el minuto 21. Después remontado, con los tantos de Franco Vázquez (1-1, m. 41) y Yevhen Konoplyanka (2-1, m. 72) de penalti, la salvadora aparición de nuevo de Sergio Ramos niveló el choque en el minuto 93.

 

Un 2-2 épico que lanzó el partido a un tiempo extra que decidió Dani Carvajal con un gol en el minuto 119, camino, entonces, el Real Madrid ya de su tercera Supercopa de Europa, en la que repitió el pasado curso, de nuevo como el ganador de la Liga de Campeones, al superar al Manchester United de José Mourinho con determinación.

 

Primero el brasileño Casemiro, en el 24, y después Isco Alarcón, en el 52, impulsaron al conjunto dirigido entonces por Zinedine Zidane a su segundo triunfo consecutivo en esa competición contra el bloque inglés, al que no le sirvió de nada el tanto del belga Romelu Lukaku que mantuvo la emoción hasta el final del encuentro (2-1).

 

Esas son las dos últimas Supercopas de Europa del Real Madrid, que también se impuso en ese certamen en 2014. Ganador de la máxima competición continental en Lisboa contra el Atlético de Madrid, con esa condición doblegó después al Sevilla (2-0), con Cristiano Ronaldo, goleador por dos veces, como el hombre del partido.

 

El equipo blanco, de hecho, no ha fallado en ninguna de sus últimas cuatro Supercopas de Europa, porque también se impuso en su precedente anterior, doce años antes, en 2002, cuando el torneo aún se disputaba en la sede fija del estadio Luis II de Mónaco, con un 3-1 sobre el Feyenoord: Pauwee, en propia puerta, Roberto Carlos y Guti marcaron para el Madrid. Van Hooijdonk, para los holandeses.

 

Aquel triunfo, entonces, significó el primer título de esta cita para el Real Madrid, que había cedido, en cambio, en sus dos primeros asaltos, tanto en 1998, cuando el Chelsea le venció por 1-0, con un gol de Poyet en los instantes finales, como en 2000, cuando el Galatasaray le sorprendió en la prórroga por 2-1, con dos goles de Jardel, el último en el 102. Por el Madrid marcó Raúl.

 

Fuente: Periódico de México.

Facebook