columna mirador

Urge mandar a un curso intensivo al grupo parlamentario de morena y afines, es lamentable observar el nivel de discusión en la que se han conducido en los últimos días la 63 legislatura. Es entendible la novatez en la que se encuentran incursionando, sin embargo, lo que menos se ha percibido es la función real del parlamentarismo.

 

La función parlamentarias es basada en el dialogo, en la construcción de consensos, sin embargo, el grupo parlamentario de morena, aun no entienden que ya paso el proceso electoral, hoy son gobierno, ya no son oposición y tienen del deber moral y ético de comportarse como tal, de la misma manera quienes hoy se encuentran en la oposición deben de aprender a transitar en ella.

 

Es penoso observar que los diputados que hoy son una nueva clase política, toman la máxima tribuna para expresar incoherencias o sandeces, con un comportamiento propio de un mercado o taberna, llegando a los exceso de querer arreglar las diferencias a golpes, sin buscar el dialogo, con un presidente en la mesa directiva que ha llegado a los extremos de amenazar a despedir a empleados que no sean afines al nuevo proyecto político (El estado soy yo)

 

Señores diputados y diputadas de la “coalición juntos haremos historia” entiendan el nombre de la coalición por la que llegaron, “haremos historia”, porque la construcción de la historia puede ser negativa o positiva y hasta el día de hoy llevan construyendo un historia negativa, donde pretenden imponer un autoritarismo derivado de la impericia o novatez legislativa.

 

Ustedes pidieron la oportunidad al pueblo de estar en la máxima tribuna, a un pueblo cansado, harto y ofendido por los excesos de la clase gobernante en turno, este les dio la oportunidad de llevar la voz popular al legislativo, no destruyan el último reducto de esperanza que le queda a un país desbastado por la corrupción e impunidad, construyan historia basados en el respeto y la tolerancia.

Facebook