columna juan manuel partida circular

 

Este título antes usado sirve hoy como confirmación de que lamentablemente tenemos ya en la presidencia municipal de Culiacán a un loco de remate.

Es a todas luces un hombre emocionalmente desequilibrado que requiere con urgencia de una evaluación especializada que lo recluya en el manicomio o lo ponga en tratamiento clínico urgente, con su separación inmediata del cargo.

Jesús Estrada Ferreiro vive en su burbuja de ficción, como en el chiste del que escucha en la radio que hay un orate conduciendo en sentido contrario por la Obregón, y afirma mientras ve a todos los demás: ¡no es uno; son muchos!

Padece un esquizofrénico delirio de persecución, y se declara agobiado por una prensa perversa que en su opinión le tiene un odio jarocho y no hace más que golpearlo sin razón.

En su primer día de gobierno, ordenó sacar a los periodistas para impedirles que estuvieran presentes en la sesión de cabildo, que por mandato de ley es pública.

Luego como que quiso justificarse y se contradijo; una versión de que hubo un mal entendido, y otra de que los periodistas son muy mentirosos y están engañando al pueblo de Culiacán.

Como estocada, que no dará conferencias de prensa porque los reporteros le cambian las palabras.

El nuevo encabronamiento de Ferreirón surgió por las críticas contra el cierre de la avenida Álvaro Obregón para la toma de protesta al nuevo gobierno.

Rechazó muy indignado el alcalde que haya ocurrido un caos vial, y hasta se lavó las manos con el dicho de que ciertamente él propuso el cierre de la calle, pero tocó al anterior gobierno municipal decidir al respecto.

Inches periodistas culeros que lo culpan por algo en lo que nada tuvo que ver.

Ninguna duda hay pues de que como alcalde culichi despacha alguien bien loco y bien pendejo.

Muy lejos cualquier esperanza de que corrija el camino, toda vez que con ese enorme cinismo que le es característico nada hay que se le pueda reclamar.

Los culiacanenses deben aplaudir y apoyar todas sus locuras y todas sus pendejadas.

O estamos con él, o estamos en contra de todas las cosas requetechidas que está haciendo para bien del pueblo de Culiacán.

¿En serio no habrá nadie capaz de bajarlo del ladrillito y sacarlo de su burbuja de locura?

QUE ALGUIEN ME EXPLIQUE

Cuántas veces se advirtió que con Andrés Manuel López Obrador como mandamás veríamos muy seriamente amenazadas y atacadas nuestras libertades.

Las verdades cambian, según su estado de ánimo.

Durante mucho tiempo el peje y los suyos nos dijeron que Televisa era lo peor de lo peor, la mafia del poder, y ahora resulta que es una empresa extraordinaria.

Sobre la revista Proceso, nos la pusieron muchas veces como ejemplo, pero ahora el tabasqueño asegura que es un medio amarillista y poco serio.

El irresponsable linchamiento contra quienes no le festejan todo lo que dice y hace.

Facebook