José Luis López Duarte

JAPAC N° 1

columna joseluis

  • Continuidad se impone

A raíz del triunfo electoral de MORENA en el país y en Culiacán, el vaticinio general es que los liderazgos políticos del amlovismo “barrerá” con los funcionarios actuales de los gobiernos y, como en todo, actuar de esa manera es un error porque simplemente razonan con la idea de ocupar puestos y no el criterio de resolver problemas, cuestión que puede resultar un error al final del día.

En Culiacán existe un caso especial como es el de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Culiacán (JAPAC), que en la última década se ha convertido en una gran empresa e institución insignia del municipio, que hoy por hoy representa los mejores estándares de calidad en el país en lo que se refiere a cobertura social, calidad de los servicios, reordenamiento financiero y administrativo, así como rentabilidad económica, certificada recientemente por QSR (QualitySolutionRegister) por cumplir con los requerimientos de la norma en su producción de agua, caso único en el país.

Hace unos días comentábamos sobre los reacomodos de funcionarios tanto en el gobierno estatal con los candidatos del PRI que perdieron la elección, como el de legisladores federales que concluyen el 31 de agosto y la avalancha que se dará a partir del 1° de noviembre desde los municipios y preguntamos “¿Qué hacer con Jesús Higuera Laura, actual director general de JAPAC, después de su desempeño en su gestión?” Y opinábamos que ciertamente había personajes que valía mucho la pena tomar en cuenta como Aarón Rivas, José María Casanova y Edna Fong, por poner unos ejemplos, pero insistimos “¿Qué van a hacer con Jesús Higuera Laura?”

Hoy, después de los días transcurridos, la pregunta se consolida ¿Qué van a hacer con el director actual de JAPAC? Jesús Estrada Ferreiro y su equipo no son políticos radicales y fundamentalistas, que además entienden los entretelones de la administración pública y ya deben saber que JAPAC es una gran empresa que no se gobierna fácilmente, por lo que seguramente están sopesando la decisión.

Por eso es muy probable que la experiencia de Jesús Higuera sea ponderada y, porque no, de acuerdo con los cambios que se avecinan para todo el sistema hídrico de Sinaloa y especialmente las juntas de agua potable de los municipios, se necesitan funcionarios capaces que les permitan en los próximos tres años avanzar significativamente ante el problema del estado y cada municipio.

Ya el gobernador nombró a Juan Ernesto Millán Pietsch en CEAPAS (Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado de Sinaloa) quien cuenta con experiencia de más de seis años en la presidencia de su consejo general, cuando era el titular de SEDESHU del gobierno estatal, y seguramente formando mancuerna con Jesús Higuera Laura en Culiacán (la junta municipal más exitosa de Sinaloa y del país), puede formar la llave para enfrentar todo el problema en el estado.

Si Jesús Estrada Ferreiro atinara en ratificar a Higuera Laura en JAPAC, será un acierto que le será muy útil a su gobierno en un servicio vital para la capital y con ello van a ayudar al gobierno estatal a facilitar el reordenamiento y saneamiento de los demás sistemas en los municipios, asunto que demás debe tomar en sus manos la legislatura que encabeza MORENA para realizar una gran reforma  en la materia para Sinaloa.

Ojalá y esta decisión no sea ninguna fuente de conflicto y que se constituya la unidad entre todas las corrientes políticas como cuando hace cuatro años se hizo el esfuerzo de liquidar el contrato con TACSA para poder sanear financieramente a JAPAC, y se logró. Es posible y recomendable

Facebook