Gilberto Soto

¿Trato igual a los iguales?

gilberto soto

 

Buen día tenga usted, en esta su columna, hoy analizaremos respecto al tema que tocamos en la columna anterior, en el cual vimos las iniciativas ya presentadas al pleno de la cámara de diputados de lo que podría ser una reforma fiscal, en especial al Impuesto sobre la Renta, el Presidente Electo recientemente se reunió con los Gobernadores de los Estados que colindan con la frontera del norte del país y entre los temas que tocaron fue precisamente una promesa de campaña la reducción del Impuesto Sobre Renta a una tasa del 20% en la franja fronteriza de estos Estados, fue una promesa de campaña la cual tiene como objetivo que los ciudadanos de estas áreas no tengan que ir a consumir al otro lado de la frontera los bienes y servicios por estar a menores precios por tener tasas impositivas inferiores a las nuestras.

 

Aquí la pregunta que nos hacemos es que sucede con el resto de los contribuyentes que no tienen la administración principal de su empresa dentro de esa franja fronteriza, Aristóteles decía, que entiende la justicia como tratar igual a los iguales y desigual a los desiguales y sostiene que el concepto de justicia universal se asocia con la primera parte de la frase y la justicia para las minorías con la segunda.

 

En materia tributaria tenemos un precedente de igualdad por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el cual nos dice:

 

El principio de equidad radica medularmente en la igualdad ante la misma ley tributaria de todos los sujetos pasivos de un mismo tributo, los que en tales condiciones deben recibir un tratamiento idéntico en lo concerniente a hipótesis de causación, acumulación de ingresos gravables, deducciones permitidas, plazos de pago, etc., debiendo únicamente variar las tarifas tributarias aplicables, de acuerdo con la capacidad económica de cada contribuyente, para respetar el principio de proporcionalidad antes mencionado. La equidad tributaria significa, en consecuencia, que los contribuyentes de un mismo impuesto deben guardar una situación de igualdad frente a la norma jurídica que lo establece y regula.

 

La igualdad, es dar un mismo tratamiento a quienes se encuentren en situaciones jurídicas iguales, con prohibición de toda desigualdad que carezca de una justificación objetiva y razonable o resulte desproporcionada en relación con dicha justificación.

 

La diferenciación se pretende exclusivamente a favorecer a los contribuyentes dentro de la franja fronteriza del norte del país, tratándose así a una misma categoría de contribuyentes de forma diferente por el sólo hecho de su distinta residencia. Utilizar el elemento de la residencia del sujeto pasivo como elemento de diferenciación carece de justificación legitimadora y por lo tanto vulnera el principio de igualdad.

 

En conclusión, el legislador va a tener que ser muy cuidadoso a la hora de votar esta modificación a la Ley del Impuesto Sobre la Renta, ya que de no ser así, estará vulnerando el principio de igualdad de los contribuyentes del resto del país haciendo inconstitucional esta reforma, el Impuesto sobre la Renta grava los ingresos que obtenemos en general y las tasa de causación deben de ser las mismas para todos, ya que nuestra carta magna no hace distinción de trato diferenciado a todos por el simple hecho de ser Mexicano.

CP y MI Gilberto Soto

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter @gilsoto70

Facebook